TERAPIA PSICOLÓGICA

TERAPIA PSICOLÓGICA

Desde pequeña me ha importado el estado emocional de las personas que aparecían en mi vida, proporcionaba escucha a aquellas personas que necesitaban hablar ‘de algo’, aunque yo no sabía cómo podía ayudarlas. En la adultez me di cuenta de que estudiar Psicología no era la única manera de ser de ayuda en el procesamiento emocional de las personas, también era importante primero, escucharse a una misma, conocerse un poquito más, para así poder llegar con más profundidad, entendimiento y comprensión hacia mí y por ende a las otras personas. Para mí fue y sigue siendo muy importante analizar mi cultura, a mi propia familia, y aquellas experiencias que he tenido desde niña; pues todo ello me formó y me forma hasta hoy.


Considero que la práctica de la psicología es la práctica del ser humano, sin embargo, al habernos desconectado de nuestra propia naturaleza, hemos necesitado crear una carrera universitaria para poder hacer oficial el acompañamiento emocional y psicológico natural que, como seres sociales que somos, necesitamos llevar a cabo.

TERAPIA INDIVIDUAL SISTÉMICA (adultos, pareja, niños y adolescentes) Y TERAPIA DE FAMILIA

Ansiedad /Estrés
La respuesta de ansiedad, tan común en nuestro alrededor y en nosotros mismos, es una respuesta natural de los seres humanos, al interpretar de forma consciente o inconsciente una amenaza externa o interna, sintiéndonos inseguros y con sensación de descontrol. Con nuestro cuerpo y pensamientos tratamos de intentar controlar la situación o nuestros pensamientos o emociones, mediante el mecanismo de la alerta o vigilancia. Cuando esta respuesta nos afecta en nuestro estado general de salud porque nos impide vivir de un modo tranquilo, es cuando interpretamos que es un problema y quizás necesitemos saber por qué ocurre y cómo disminuirla.
La respuesta de estrés por otro lado, la experimentamos cuando, a veces sin darnos cuenta, realizamos y nos ‘cargamos’ de múltiples tareas, obligaciones y/o pensamientos que traspasan en un momento dado nuestros recursos internos. Por diversos motivos pensamos y sentimos, que no podemos delegar tareas, abandonarlas, posponerlas, o incluso nos sentimos incapaces de decidir los cambios necesarios para sentir más calma. Es por ello que podemos solicitar ayuda para saber qué está ocurriendo para sentirnos desbordados.
Procesos de pérdida y duelo
Cuando finaliza una relación de pareja, cuando nos mudamos a otra localidad, cuando dejamos un trabajo, o cuando vivimos la pérdida de un ser al que amamos por su muerte (sea persona o animal); experimentamos un Proceso de Pérdida y de Duelo, el cual está conectado a todas las pérdidas de nuestra Historia de Vida. En estos momentos nuestra vida y nuestra existencia se convierte en un fino y delicado cristal que precisa de unos cuidados y sensibilidad especiales, pues se siente que algo dentro de nosotros ha muerto, y por tanto, sentimos que también nosotros hemos muerto un poco.
Es muy importante comprender que este proceso es muy complicado para la persona que lo vive, y precisa comprensión, paciencia, conexión emocional desde las personas con las que decide compartir un dolor tan profundo. Es importante por tanto solicitar ayuda y guía si nos sentimos desbordados o desbordadas ante la pérdida, pues aunque lo vivamos como insoportable, es un proceso natural y sus consecuencias a largo plazo nos conduce a un aprendizaje profundo con nosotros mismos y nuestras relaciones.
ADICCIONES
Por diferentes motivos hemos podido vernos en nuestra vida, inmersos en una conducta adictiva hacia alguna sustancia, cosas y comportamiento, ya sea adicción a los videojuegos, los juegos on-line, las tragaperras, el alcohol, la marihuana o hachis, relación tóxica...Saber que este consumo y comportamiento nos están afectando a niveles fisiológicos/ emocionales (ataques de ira, depresión, ansiedad, temblores de manos, procrastinación, etc.) , comportamentales (búsqueda continua de placer, búsqueda de más droga, hurtos para conseguir la droga, etc) y sociales (aislamiento, pérdida de relaciones positivas, desconexión de apoyos familiares, conexión con personas adictas), es el primer paso para solicitar ayuda y estudiar la manera de disminuir la adicción para finalmente no tener que contar con ella para funcionar.
MEDIACIÓN E INTERVENCIÓN psicológica en familias con niños/as de padres y madres que se han separado
Gracias a la experiencia que mantengo en mi lugar de trabajo con niños y niñas de padres que se han separado por conflicto familiar, violencia familiar, en la pareja o por violencia de género y a la formación continua en familia, puedo analizar y valorar las necesidades de los niños y de la familia en según qué etapa familiar se encuentren y según qué procesos personales experimenten las personas que forman al sistema.
Conflictos en las relaciones (violencia de género, pareja, familia, amistad)
Conocer los motivos por los cuales vivimos conflictos con nuestras relaciones y tomar decisiones sobre ellos, juntos o por separado, nos ayudará a poder sentirnos mejor con nosotros mismos y a modificar aquellos aspectos comunicacionales que nos conducen a la negatividad con nuestros seres queridos. En los casos donde en la pareja existen violencia de una parte hacia la otra, es decir, abuso de poder, ofrezco el aprendizaje de las herramientas necesarias para tomar decisiones desde un acompañamiento y guía sensible que cuide la salud mental y emocional de las personas.
En cuanto a las relaciones familiares, analizar el sistema familiar y aquellos aspectos que perjudican a la familia o a algún miembro en específico, será de gran ayuda para poder dotar de independencia y libertad a los miembros que sienten emociones negativas continuas en su día a día. Con la familia aprendemos cómo relacionarnos posteriormente con nuestros iguales (relaciones de amistad).
Técnicas de Respiración y Relajación (Hatha Yoga)
Desde hace unos años comprendí que en mi proceso vital no necesitaba únicamente a la mente para discernir aquellas incógnitas de mí misma y de mis experiencias, por lo que tras encontrarme con una sabia terapeuta tomé la decisión en base a su consejo de conectar con mi cuerpo, iniciando de este modo clases de Hatha Yoga, que consistieron en realizar asanas (posturas corporales determinadas) a medida que era consciente de mi respiración profunda diafragmática, llegando a estados de calma en las clases y obteniendo más tranquilidad en el día a día.
Los beneficios del Yoga y de la meditación han trascendido su propia cultura, pudiendo nosotros, ser afortunados de poder aprender parte de la cultura de donde provienen, pues el Yoga no es únicamente una práctica física sino una Filosofía para muchas personas.
Al descubrir lo sencilla que me resultaba esta práctica y la calma que me aportaba en su dedicación, decidí estudiarla más profundamente, por lo que mi profesora formada por maestros en India me formó junto con una especialista en Nutrición y Medicina China, en un Curso que por resultado tenía estar capacitada para Instruir clases de Yoga., y recomendar aspectos relevantes para la alimentación y el cuidado general de salud.
Orientación y terapia psicológica para estudiantes de Psicología
Como estudiante de Psicología - la responsabilidad de la profesión nos lleva a muchas a la formación continua - conozco los conflictos internos y externos que se pueden dar cuando se ha decidido, de forma consciente o inconsciente estudiar la carrera de Psicología. A menudo escuchaba y sigo escuchando incertidumbre de mis compañeros/as sobre su futuro y sobre qué decidir para sentir que están realizando lo correcto para ellos mismos y para las demás personas. Analizar, estudiar, comprender al ser humano siendo un ser humano, es muy complejo, y para mí es necesario estar al día de los mensajes internos que como psicólogos nos damos y reflejamos en el exterior. Cuando uno consigue conocerse un poco más que ayer, puede conocer de una manera más profunda a los pacientes.
Tristeza y Depresión
Hay días o momentos en los que sentimos tristeza en nuestro interior, bien porque hemos pensado en algo que nos hace sentir esta emoción negativa, bien porque nos haya afectado algún aspecto en relaciones laborales y/o personales, o en otras ocasiones simplemente no nos sentimos motivados a realizar lo de 'todos los días', y necesitamos estar 'recogidos' en nuestro hogar. Independientemente del motivo, conocer que la emoción de tristeza forma parte de nuestro emocionario es importante para permitirnos sentirla. El matiz ha indicar para comparar la emoción de tristeza con la Depresión, es que la Tristeza forme parte de nuestro día a día, sea nuestra compañera para tomar decisiones (o no tomarlas) y relacionarnos. Hay motivos por los que sentirse muy triste y por los que sentir desesperanza hacia el futuro, desconfianza en las relaciones, y repetir pensamientos negativos hacia uno mismo. Sólo se necesita a veces, un poco de ayuda profesional, y por supuesto, un buen colchón emocional (o apoyo de los seres queridos).
Procesamiento emocional de TRAUMA PSICOLÓGICO (EMDR)
Cuando vivenciamos una situación que contiene información tan estresanteque no podemos procesar las emociones desencadenantes ni con el cuerpo ni con la mente, puede estar gestándose un trauma, una condición que nos afecte posteriormente a nuestra vida en general o en determinados aspectos en las relaciones y en nuestras actuaciones. Los eventos estresantes no procesados en las primeras etapas de la vida son unos de los motivos por los cuales las personas podemos sentirnos insatisfechas, en conflicto con nosotras/os y en nuestras relaciones. Tener en cuenta esta realidad y pedir ayuda para conocerla y procesarla puede servirnos para calmarnos ante las alarmas que se producen como consecuencia de este trauma, el cual en muchas ocasiones no se hace consciente.
Conflictos internos (Autocononocimiento)
Cuando nos encontramos confusos en el día a día, y de nosotros y nosotras surgen pensamientos y emociones hacia nosotros mismos que deseamos aclarar, puedes pedir ayuda para ello. El ser humano es complejo y se ha de explicar desde la complejidad humana y relacional, sobre todo porque nacemos en un núcleo familiar que a su vez está inmerso en una Cultura Determinada, y del que absorbemos sus aprendizajes, roles, secretos, costumbres, dinámicas, etc.; las cuales no las hemos elegido desde la conciencia de saber que las queríamos.
Conocer de dónde venimos y qué hemos ido aprendiendo a medida que crecíamos, nos puede ser muy útil a la hora de modificar aquellos aspectos que nos hacen daño en las relaciones, en la comunicación con nosotros mismos y en los proyectos vitales que necesitamos realmente (aquellos que nos hacen sentir bien, con los que sentimos que vivimos el presente).
Conflictos en la pre-adolescencia y adolescencia
A menudo podemos escuchar el miedo social que existe en las familias con pre-adolescentes, pues consideran que sus hijos van a cambiar de pronto un día, van a pasar de ser un dulce niño a un ser inconformista, que les desprecia, y que consumen drogas. Este temor no es real, sin embargo hay que tener muy en cuenta cómo funciona previamente la familia y su sistema de comunicación, pues la adolescencia puede ser el reflejo de una base insegura o al contrario, cargada de confianza y seguridad.
Más allá de la culpabilidad y de la creencia de la perfección educacional, existe el análisis de por qué tu hijo o tu hija se comporta de una manera determinada, y por supuesto, existen modos diferentes de actuar y de comunicarse para que no exista tanto malestar cotidiano en los miembros de la familia.
Orientación psicológica para padres y madres en la crianza y educación de sus hijos e hijas
Desde el prisma de la parentalidad positiva y la puesta en práctica de limitaciones en la crianza de nuestros hijos, ofrezco orientación familiar para aquellos padres y madres que en la educación otorgada a sus hijos, contemplen dudas de sus actuaciones o detecten comportamientos que interpretan como inadecuados en sus hijos para una convivencia estable y cargada de calma, donde los niños puedan crecer con apego seguro y libres para experimentarse a sí mismos y al mundo.
Orientación para tomar decisiones
En ciertos momentos de la vida se han de tomar decisiones que a corto plazo pueden no resultar relevantes pero que sin embargo, van a ser el cauce para vivir experiencias, formación y consecuentemente obtener libertad suficiente para poder ser independientes y/o sentirnos mejor con nosotros mismos. A veces ante esto, que puede suponer una presión interna y/o social y familiar, nos confundimos y pensamos que somos incapaces de tomar una decisión. Hablar conmigo te puede ser de ayuda para analizar qué quieres estudiar o en qué quieres trabajar realmente, limpiando el mapa de donde parten tus ideas y descubriendo el verdadero destino, ¡el cual por supuesto se puede cambiar! Una vez en ese camino también pueden surgir conflictos con nuestros compañeros/as de trabajo, o jefas y jefes. Puedo ayudarte a procesar emocionalmente estas experiencias y a acompañarte si has de tomar decisiones en esta parcela de tu vida.
Abrir chat